jueves, 4 de junio de 2009

Andes. Perú. Cuzco. Cordillera Vilcanota. Finaya. Tinki.Travesía integral


El nevado Yayamari (6007 m) tiene la forma de una silla de montar, por esto recibe también el nombre de nevado Montura. Foto Consuelo Amorós



A unos 100 kilómetros al sureste de la ciudad peruana de Cuzco, la cordillera de Vilcanota infunde sensaciones de grandiosidad, de lejanía, de serenidad, y muestra formas de vida arcaicas que algún día desaparecerán influidas por el turismo.
Foto Sevi Bohórquez



La cumbre de su nevado principal, el Apu Auzangate (Awsanqati en lengua quechua), ha recibido desde el año 1955 diferentes cotas: 6336 m, 6372 m y 6384 m sobre el nivel del mar. Foto Sevi Bohórquez

1 comentario:

Anónimo dijo...

Sevi:
La mirada de la pastora ya es toda una historia en sí misma. Por la ausencia de objetos a su alrededor podría pasar por una foto de hace más de cien años, lo cual aumenta su magia. La mirada de la niña, con la seriedad de su cara, es para mí el complemento intrigante ideal a la mirada sonriente de la madre. Todo esto le da a la imagen ese algo tan especial. Aunque los centros de atención de la foto sean otros, lo primero que miré fue el pelo que atraviesa la cara y la nariz de la niña. Le da, junto con el rasgado de sus ojos, el aspecto de un felino enigmático que te observa mientras la madre se abre en la sonrisa más bondadosa.
Un saludo.
Luis Castillo