jueves, 7 de abril de 2011

Andes. Perú. Cordillera Blanca. Errores u omisiones. Crónicas andinistas. Supervisión de contenidos. Parte I

Varias veces hemos recordado en este blog las frecuentes dificultades para informarse sobre montañas y ascensiones andinas: la dispersión, la imprecisión y la contradicción de los datos. Estas tres molestias exigen demasiada dedicación a la búsqueda, al análisis y al cotejo de la información obtenida.

Huamashraju (5434 m), desde Huaraz
Foto Sevi Bohórquez 2008


Las editoriales especializadas en montañismo afrontan con frecuencia ese reiterado triple par de problemas, aunque muy pocas pueden permitirse contar con personal especializado para resolverlo ni, mucho menos, con una «autoridad competente» en cada materia para supervisar contenidos. En primer lugar porque tales autoridades escasean. En segundo porque hay que encontrarlas, motivarlas y, sobre todo, «compensarlas» en justa medida.

Algunos editores creen que los lectores responsabilizan de la información defectuosa al propio autor. Otros ignoran además la cantidad de equivocaciones que aporta el personal de su redacción; por razones que conviene analizar en otro momento. Frente a estas creencias e ignorancias, la mayoría de lectores piensa que los defectos informativos, provengan de donde sea, socavan la credibilidad del medio que los emite.

Nevado Artesonraju (6025 m), sobre la quebrada Artesón
Foto Sevi Bohórquez 1995


En este sentido, el ámbito andinista carece de suficientes evaluaciones del índice de rigor de cada producto editorial. Determinar, por ejemplo, el grado de fiabilidad que merecen las revistas del montañismo por sus contenidos requiere aunar tiempo, recursos y ponentes cualificados. Esta práctica determinadora es más habitual en el entorno de las publicaciones académicas, donde se recurre al arbitraje o la revisión por varios expertos. Tamaño esfuerzo evaluador tal vez se concibiera en los medios informativos montañeros si lo justificara una competencia feroz por ganar cuota de mercado.

Remitamos finalmente al motivo de estas líneas: el comentario del usuario «Cabe» del foro viaclasica.com relativo a la confusión con los canales Central y Ferrari de la cara SO del Alpamayo. Comentario que justifica incluir aquí una muestra testimonial (véase AAJ 2002) de correcciones a una crónica andinista publicada sin revisión.(1)

Nevado Churup (5493 m), desde Huaraz
Foto Sevi Bohórquez 2008


Como revela mi aclaración acerca de los dos canales del famoso nevado peruano, erramos incluso los documentalistas especializados en la gestión de información andinista.

Nadie debería sentir bochorno, pues, al equivocarse cuando informa con voluntad orientadora, sin pretensiones ni ánimo lucrativo sobre actividades propias o ajenas. Aun con todo lo dicho, la calidad de los contenidos debiera ser responsabilidad de los medios que los difunden, divulgan o venden.

Notas

(1) Acerca de la fiabilidad de las fuentes informativas, la supervisión de contenidos y la «política de información de primera mano» adoptada en 2004 por Alpinist, véase dudas sobre la primera ascensión al Taulliraju Parte I, Parte II, y en Alpinist Hihg Camp. O bien, véase errores u omisiones.

No hay comentarios: